Toma nota para aprender ser asertivo y no callar lo que sientes (Parte IV)

Toma nota para aprender ser asertivo y no callar lo que sientes (Parte IV)

Toma nota para aprender ser asertivo y no callar lo que sientes (Parte IV)

Ya hemos recorrido desde que iniciamos con nuestro sabio camino hacia la defensa de nuestro ser. Como ves, he decidido paso a paso las técnicas que se requieren en este viaje hacia convertirnos en una persona asertiva.  Tranquilo, como diaria mi abuela “tranquilos falta menos que cuando empezamos”. Continuamos con las siguientes recomendaciones de la lista:

  • Expón claramente tus motivos

 No basta con decir lo que sientes o lo que quieres, también debes explicar la razones por las cuales lo deseas o te encuentras en ese estado.

Si estás haciendo algún tipo de petición y realmente deseas que sea atendida y entendida o tomada en cuenta debes dar los motivos por la cual la formulas. Ya que mejora la receptividad porque la a otra persona tiene en cuenta la trasmisión de un hecho basado en la realidad. Por lo que reduces las posibilidades de rechazo a lo que estás manifestando.

Pongamos ejemplos de enunciados asertivos:

Por favor podrías dejar la línea telefónica libre esta tarde, es que he quedado en recibir una llamada de un socio que está interesado en nuestro negocio. Realmente creo que es una oportunidad importante para nuestro proyecto.

-Disculpen, podría hablar un poco más bajo, estoy redactando unos informes que me pidieron de urgencia para dentro de una hora y no logro concentrarme. De verdad lo agradecería.

Recuerda que como pides, también te pueden solicitar algo que debes tomar a consideración, si tu respuesta es negativa tienes el derecho a no dar explicaciones. Aunque el no hacerlo, le da a la otra persona la oportunidad de discutirte o malinterpretarte. Por lo cual el darla minimiza las fricciones o brusquedad en la comunicación. Tampoco la idea es que hagas un decálogo del porqué no lo harás. Con una respuesta llana y sencilla bastará. Recuerda que la anterior parte estudiamos lo de ser concreto. Que mientras más lo seas más limpia será la conversación. Podrías intentar algo como esto:

-Lo siento, no puedo ayudarte con ese trabajo en este momento, estoy atrasado con unas cuentas que tengo que entregar en la mañana. Le puedes preguntar a Mariana a ver si te puede echar una mano.

Recuerda que añadir un motivo concreto, ya sea que solicite algo o te niegues a hacerlo. Conseguirás dar un mensaje algo más claro, convincente y un poco menos agresivo para e receptor.  El cual no se sentirá agraviado por lo que le comuniques a menos que sea un caso extremo o excepcional.

Entusiasta emprendedor, socio fundador de Plan Emprendedor y blogger activo viviendo cada día el reto de superarme a mi mismo.

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe nuestras mejores publicaciones en tu correo electrónico

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This