Saliendo de la zona de confort (I parte)

Saliendo de la zona de confort (I parte)

Saliendo de la zona de confort (I parte)

Para nadie es un secreto lo fácil que es quedarnos arraigados en un sitio o en una situación que nos resulte de cierta forma cómoda para nuestras necesidades. La falta de interés o de motivación para erradicar la monotonía y el inconformismo de nuestras vidas es la causa principal de no avanzar y caer en lo que se conoce como zona de confort.

La zona de confort es un estado mental. Es aquella zona donde nos encontramos seguros, en la que controlamos todo, nada se nos escapa y que conocemos en su totalidad. Es el sitio donde ya hemos tenido nuestro aprendizaje, que hemos conquistado y viceversa.

Todo en la zona de confort no es tan bueno como podríamos pensar o asumir. Si bien es cierto que en sus brazos todo parece fácil y con sentido, también es una verdad que si nos quedamos en ella, podemos dejar pasar infinidad de oportunidades que te permitirán crecer personal y profesionalmente.

Saliendo de la zona de confort (I parte)

Dicha zona de confort es un sitio aburrido donde pocas son las veces donde vives emociones o sorpresas, ya que nos ahorra muchas preocupaciones de la vida diaria. Un ejemplo de ello es el jefe que no nos gusta, pero que seguimos viendo todos los días porque es lo único que conocemos.

Tanto es así, que nuestra conocida zona de confort nos presenta a su más leal compañera: conformismo, el cual nos promete que lejos de ella todo será peor y de color gris; y te convence que fuera de ella encontrarás peligro, fracaso, miedo, lo incierto…la buena noticia es que no es del todo así.

Sería una mentira decirte que afuera no tendrás dudas, miedos, incertidumbre, pero es algo normal de sentir. Cuando te decides a romper las barreras de miedo a hacer algo diferente y adentrarte a la aventura de emprender, es lógico que sientas temor.

Para agregar ese extra a tu vida, debes estar consciente que el paso vital para lograr un cambio es alejarte lo más rápido posible del conformismo que puedas estar sintiendo con tu presente. Fuera de tu zona de confort no estás exento de peligros ,frustraciones o inseguridad pero, una vez superados, estarás complacido de tu decisión.

Muchas veces sentirás una imperativa necesidad de volver a tu estado de letargo inicial pero, tendrás las fuerzas suficientes para no dejarte seducir por sus encantos tan cómodos que no te harán surgir ni construir un buen futuro para ti y los tuyos.

Cuando te permites eliminar las barreras que tenían aprisionadas tus habilidades y destrezas, conocer nuevas personas y adquirir experiencias fuera de lo normal, te estás dando la oportunidad de aumentar la confianza en ti mismo, tener el control de la creación de tu futuro y estarás conduciéndote a disfrutar de una vida más plena.

Y lo más importante, estarás tomando una decisión que será beneficiosa para ti personalmente. La posibilidad de demostrarte que puedes hacer cosas diferentes y no ser uno más del común denominador, es una de las sensaciones más gratificantes que más nadie te podrá dar.

¡Anímate!

“No podemos convertirnos en lo que queremos ser, permaneciendo en lo que somos en la actualidad.” Max DePree

Emprendedora y Periodista en constante aprendizaje y crecimiento.
Me encanta hablar de emprendimiento y éxito, ¿por qué? #PorquePuedo

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe nuestras mejores publicaciones en tu correo electrónico

You have Successfully Subscribed!