Cómo rentabilizar un blog, sin cometer errores

Cómo rentabilizar un blog, sin cometer errores

Cómo rentabilizar un blog, sin cometer errores

Hay muchos artículos referentes sobre cómo potenciar tu emprendimiento a través de un blog, las mejores estrategias, los más valiosos tips y todo lo que puedas encontrar provechoso para ganar ventaja sobre otros emprendedores y ser el mejor dentro del mercado 2.0

Sin embargo, no muchos te dicen las cosas que deberías evitar al momento de usar un blog para dar a conocer tu idea de negocio. Lo cierto es que, cuando emprendemos, solamente nos enfocamos en un solo objetivo: vender. Es por ello que nos olvidamos de ciertas cosas que, pueden parecer insignificantes, y son tan relevantes que nuestro éxito depende mucho de ello.

Aprender de los errores es una de las enseñanzas más valiosas que debemos aprovechar cuando nos pasan. No hay mejor maestra para mejor cada día que las veces que hemos fallado, para no “meter la pata” la próxima vez que intentemos llevar a cabo algo.

Es por ello que, si estás pensando tener un blog como medio para potenciar emprendimiento o idea de negocio, en esta oportunidad compartiré alguno de los errores más comunes que se cometen cuando se tiene un portal virtual para brindar información sobre tu marca.

Estos son los errores que debes EVITAR

-Intentar monetizar tu blog sin tener audiencia

Uno de los errores más comunes de los bloggers es la de vender de primera mano, sus artículos sin tener ni un seguidor. Vamos, sé que es una emoción inmensa ya contar tus puertas virtuales para mostrar tu producto, sin embargo, ¿comprarías algo a alguien que aún no conoces ni has visto la reputación de sus ventas?

Tu producto o servicio puede ser el mejor del mundo, mas, si no creas una audiencia propia, gente que te conozca y siga tu marca, te será enormemente complicado generar ingresos.

Centrarte en los números y no en el compromiso

No importa la cantidad de seguidores que puedas tener, eso no va a determinar el éxito de tu proyecto y menos, la clave que define si puedes o no comenzar a vender.

Aquí lo que importa es tu “política o estrategia de ventas”. Debes, cuando ya quieres vender, no solo enfocarte en conseguir más seguidores, sino además en dedicarle tiempo a los que ya tienes estableciendo conexiones más fuertes con ese público. Piensa en ellos como tus amigos, conóceles a fondo, y date cuenta de si son, o no, el prototipo de cliente ideal que te has propuesto alcanzar.

Tener una idea errada de quién es tu público

No saber cómo es tu cliente ideal, tú público, a quién te estás dirigiendo, es de las peores cosas que te pueden pasar. Si no sabes qué público estaría interesado en comprarte tus productos o servicios, ¿cómo piensas dirigirte a él?

Tu lenguaje tanto visual como escrito tiene que ser un fiel reflejo de los intereses de ese público porque esas personas, al “consumirte” tienen que sentir que les estás hablando directamente, sentirse identificados contigo. Y esto solo se logra conociéndoles.

Es necesario comprender qué necesita tu audiencia para luego saber qué y cómo venderle algo. Una encuesta es un buen método para ello y tienes plataformas como Facebook, chats de Twitter o el propio eMailing con las cuales puedes auxiliarte gratuitamente.

¿Qué otro error piensas que se debe evitar? No olvides dejarnos tu comentario. ¡Tu opinión es importante!

Emprendedora y Periodista en constante aprendizaje y crecimiento.
Me encanta hablar de emprendimiento y éxito, ¿por qué? #PorquePuedo

Comments (4)

    • Milyner Montaño Noviembre 15, 2016
  1. Obed Alvarado Noviembre 19, 2016
    • Milyner Montaño Noviembre 22, 2016

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe nuestras mejores publicaciones en tu correo electrónico

You have Successfully Subscribed!