¿Es realmente el fracaso un enemigo?

¿Es realmente el fracaso un enemigo?

¿Es realmente el fracaso un enemigo?

El Fracaso es una variante constante en nuestras vidas, todo empresario o emprendedor se enfrenta a ella a cada momento, es como la señora muerte que está a nuestro lado desde que nacemos y se vuelve nuestra compañera obligatoria de vida.

Uno de los principales miedos de todos cuando tenemos una nueva idea es si funcionará, este es alimentado por pensamiento adverso que apuntan de forma cruel hacia el fracaso, he aquí donde los inventores, revolucionarios, emprendedores y empresarios son puesto a prueba, pues cuando se enfrentan al fracaso tienen dos camino que elegir: Desistir o seguir intentando.

intentar es la respuesta al fracaso

Cómo superar el fracaso

Desde hace varios meses he celebrado reuniones con prospectos a empresarios, jóvenes emprendedores, quienes en su formación requieren entender los diferentes elementos necesarios para lograr el éxito.

Desde cómo convertir una imagen personal en una marca, pasando a usar las diferentes herramientas tecnológicas para esto como los medios y redes sociales entre otros, los he orientado a modo de que su proyecto de vida tenga efecto en un corto tiempo.

A todos los enfrento desde el primer momento a la palabra fracaso, la cual escribo en una pizarra a comienzo de mi charla. Claramente esto causa un impacto irremediable desde el primer momento, la razón: no toda persona es capaz de procesar una verdad incómoda y más cuando solo han sido expuestos a “realidades de color rosa”.

no temas al fracaso

No los culpo, cuando decides emprender tu cerebro empieza a programarse para que te enfrentes a tu nuevo reto solo por el camino bueno, obviando claramente los contras detrás de ello. Por esa razón muchísimos empresarios incluso presidentes de empresas y países contratan asesores, para que sean estos quienes hagan “ese papel incómodo” que todo el mundo conoce como “realistas”.

Cuando me enfrenté al networking la primera vez, no lo negaré, me sentí abrumado porque todo lo que prometía parecía una ridícula utopía, sin embargo yo estaba siendo objeto de mis miedos arraigados por mi ignorancia referente al tema, razón por la cual censuré por mucho tiempo esa idea. Hasta que un día me cautivó y heme aquí, yendo de la mano de él hablando a las personas acerca de sus bondades pero no sin antes exponerlas al fracaso.

Yo fracasé y continúo haciéndolo, a veces adrede pero cuando sucede el mundo toma otro color y mis metas vuelven a redirigirse hacia una nueva aventura, con nuevos retos y sorpresas. Pero la razón por la cual logro arribar a ese punto es porque a cada momento me expuse a la verdad, nunca me llené de ideas ambiciosas si ningún tipo de fundamento, nunca ejecuté un proyecto pensando en cuánto dinero podría generar, aunque claro, ese punto es muy gratificante. Siempre me enfoqué en lograr mis metas, siempre me centré en ganar.

Esta historia de vida es lo que me ha impulsado en proyectar la idea del fracaso, aquella en la que todos podamos visualizarlo como una esmeralda radiante en nuestras vidas y que va a la par de nuestro éxito, por lo que es necesario tenerlo en cuenta en cada decisiones, en cada idea o emprendimiento, incluso en nuestra vida. Llevarla siempre a nuestro lado y despojarlo de la figura de enemigo, porque es el fracaso lo que en realidad nos permitirá visualizar siempre la verdad.

Soy un productor audiovisual, fotógrafo, cineasta y actor de teatro enamorado del Social Media. Me desenvuelvo entre las tablas y el mundo 2.0. Sígueme en Twitter @VelasquezLuis54

Comments (2)

  1. Rafael Mayo 23, 2016
  2. juan Febrero 1, 2017

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe nuestras mejores publicaciones en tu correo electrónico

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This