¿Quieres emprender? Sigue los consejos de estos jóvenes emprendedores

¿Quieres emprender? Sigue los consejos de estos jóvenes emprendedores

¿Quieres emprender? Sigue los consejos de estos jóvenes emprendedores

Puede que la realidad que estés viviendo en la actualidad, no era la que habias planificado cuando eras pequeño. Quizás soñaste en tener tu propio taller de pintura, ser dueño de una gran fábrica de autos o la mejor chef que el mundo ha podido ver. Si este es tu caso, en este post recalcamos que nunca es tarde para hacer lo que quieres.
Si te sientes identificado con esto, entonces esto es para ti. Para hacer grandes cambios en nuestra vida, se requiere grandes saltos al vacío confiando en que caeremos en una tierra blanda y segura. Pasa en el mundo real. Cuando aquellos que, cansados de la forma tradicional de generar ingresos y cumplirle los sueños a otros, deciden emprender.

¿Que tienes miedo? Sí, es normal. Acostumbrados a hacer lo mismo todos los días y siguiendo los patrones laborales de los demás, es completamente entedible el temor por salirse del camino de lo igual. Sin embargo, cuando te topas con la satisfacción de hacer lo que quieres y ganar dinero con ello ¡le gritarás al mundo que también lo intente!

Siguien este orden de ideas, es el caso de emprendedores jóvenes que han sabido aprovechar su talento o imaginación para generar ingresos de forma divertida y asegurar su futuro. Esta vez, ellos hablan. Tienen consejos para ti, que tienes miedo a intentarlo. ¡Sí se puede triunfar!

Así que, en caso que pudieses darle consejos a tu “yo adolescente”, presta atención a estos que te compartiré. Quizás si, pudiésemos volver en el tiempo a lo Marty McFly o crear otra dimensión a lo Donnie Darko, esto es lo que le diría y mi yo adolescente.

Los jóvenes emprendedores hablan

  • Nunca vas a volver a tener el tiempo disponible para iniciar un negocio. Utilízalo sabiamente

¿Te suena? Nos quejamos que nunca tenemos tiempo y la realidad es que tenemos todo el tiempo requerido para lograr nuestras cosas. En vez de lamentarnos por no hacer nada productivo por nuestra vida, aprovechemos al máximo cada minuto.

LeiLei, fundadora de Designed by Lei, inició a los 13 años a diseñar joyas y, hoy por hoy, su hobby se convirtió en su negocio. Dice que invertir tiempo en su negocio vale la pena porque todo está basado en la pasión que implementa.

  • Toma ventaja de los recursos gratuitos

Una cosa sí es muy cierta. Cuando sales del colegio, la educación te va a costar mucho más. Las escuelas tienen gran cantidad de recursos que ofrecer. Así que, aprovecha en tomar cada curso de impartan. Muchas instituciones académicas están empezando a abordar el tema del desarrollo de habilidades para negocios, mediante clases selectivas que forman parte del plan de evaluación.

Un ejemplo de ello es la fundadora de Poketti LLC, que responde al nombre de Sydney, de 15 años. Esta niña, junto a su hermana Toni, fundaron un negocio de alhomadas con diseño de animales que tienene bolsillos para guardar tu celular y otras cosas. Todo esto con la habilidad que había adquirido en 7mo grado, en una clase de emprendimiento.

  • Comete errores. La caída es mucho más dura cuando ya tienes una hipoteca que pagar.

Comenzar un negocio involucra riesgos, especialmente cuando tienes una familia que depende de las ganancias del mismo. Comienza ahora que tus gastos son bajos y sobre todo cuando no tienes que poner en riesgo el techo bajo el cual vives.
Este ejemplo viene de Nick (18) quien, junto con su hermano Justin crearon Bone Brothers. El dúo comenzó su propio negocio cuando descubrieron los beneficios que tenía un buen caldo (alimento que también mejora tu salud, pero es casi imposible de encontrar).

“Cuando estás comenzando cualquier negocio, hay muchas cosas que desconoces y la única manera de acelerar tu aprendizaje es probar diferentes cosas. Tratar y fracasar no es algo que puedas evitar. Aprende a caer y a levantarte rápidamente, pero de eso aprende lo más que puedas” Nick

  • Aprovecha la adultez de tus padres

Cuando somos jóvenes, nuestra energía es imparable. Igual que las posibilidades de hacer cualquier cosa, siempre y cuando tengas la autorización de tus padres. Por ello, si quieres emprender un negocio ¡háblalo con tus papás para que te apoyen!

Como menor de edad, comenzar un negocio puede ser riesgoso desde un punto de vista legal. En muchos lugares, aun no tendrás la edad legal para estar involucrado en un acuerdo legal, o tener una tarjeta de crédito a tu nombre. En Canadá y Estados Unidos, los menores de edad (-18 años en la mayoría de los casos) no pueden firmar contratos.

Claro ejemplo de ello es este chico de 13 años de edad: Moziah. Comenzó su negocio a los 9, haciendo corbatines a mano. En la actualidad su emprendimiento Mo’s Bows es todo un éxito y su mamá y su abuela lo ayudan.

“Primero hay que entender qué es lo que te gusta hacer y si puedes obtener dinero al hacerlo. Si es así, solo deja que tu pasión conduzca tu negocio”, Moziah.
Si tienes hijos o jóvenes que quieran iniciar un negocio, esta es una muy buena oportunidad para que les muestres este post y les inculques el espìritu emprendedor.

Emprendedora y Periodista en constante aprendizaje y crecimiento.
Me encanta hablar de emprendimiento y éxito, ¿por qué? #PorquePuedo

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe nuestras mejores publicaciones en tu correo electrónico

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This