¿Qué es neuromarketing?

neuromarketing

Cada día, surgen temas más especializados acerca del marketing, que según el especialista Néstor Braidot, este ha sido una actividad sustentada en el conocimiento procedentes de otras disciplinas, como la psicología, la sociología, la economía, las ciencias exactas y la antropología.

Braidot explica en su libro Neuromarketing que gracias a la incorporación de los avances de las neurociencias y de la neuropsicología, se produjo una evolución de tal magnitud que dio lugar  a la creación de una nueva disciplina, que conocemos precisamente con el nombre de neuromarketing .

Entonces que este término es una evolución, por así decirlo del marketing tradicional y lo que entendemos por él, es que es un conjunto de principios y prácticas que buscan el aumento del comercio, especialmente de la demanda, y estudio de los procedimientos y recursos para ese fin. Si ampliamos el rango  hacia el conocimiento de las reacciones y procesos de nuestras neuronas para dicho fin, estamos hablando de Neuromarketing.

Hace poco, se descubrió que los procesos neuronales son definitivos en cuanto a la toma de decisión para efectuar una compra, es por ello que grandes  empresa, empresario y emprendedores, han volcado su vista a esta nueva rama de la mercadotecnia.

En otras palabras, el neuromarketing analiza las funciones cerebrales y su influencia en las decisiones de compra. Las cuales se basan en sensaciones subjetivas fundamentadas en estímulos sensoriales y las emociones ligadas a ellas.Estímulos que en la mayoría de los casos los consumidores no están consiente de ellos, pues son actividades realizadas por nuestro subconscientes.

¿Qué  estudia el Neuromarketing?

En primer lugar el comportamiento del consumidor.

Se encarga de estudiar  los procesos mentales de las personas,  los estímulos ambientales o exteriores que el cerebro recoge de una zona determinada(visuales, olfativos, auditivos y táctiles).

Una táctica de neuromarketing es la música agradable en el supermercado, o el olor en algún lugar como el café u otra fragancia.

Se tarta de crear experiencias sensitivas que estimulen y causen sensaciones y emociones.

Otros factores que también analiza esta rama y que son de profunda importancia, es saber qué es lo que motiva, o sea objetivos y metas que tienen las personas de algún grupo determinado. Por ejemplo jóvenes con edades edades de 23 a 25 años tienen como prioridad comprarse un carro.

Busca determinar ese algo que nos motiva e impulsa. Adicional, identificar qué acciones causan sentimientos que nos mueve.

Todo esto juega un papel fundamental, pues con estos datos se hace un intento por predecir el comportamiento y las decisiones finales que tendrá el consumidor o en su defecto para adaptar el producto para evocar reacciones positivas en el comprador.

Se trata de poner a sentir y no a pensar al consumidor, las ventas se logran por impulsos emocionales y no por razonamiento.

Teniendo en cuenta esto podemos evaluar, revaluar y mejorar el diseño de nuestro producto o servicio, branding, precios, canales de ventas, posicionamiento, entre otros.

Si incorporamos estas mejoras podemos activar en el cerebro del consumidor patrones neuronales que nos asocien subconscientemente y emocionalmente con bienestar. Lo que logra crear lazos más fuertes y estables. Logrando fidelizar  de manera sólida a nuestro consumidor final.

Periodista transitando el hermoso camino del emprendimiento y el desarrollo personal.
Creo en la libertad y amo ayudar a construirla #PorquePuedo

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe nuestras mejores publicaciones en tu correo electrónico

You have Successfully Subscribed!