Presupuesto, base sólida para la acción

Mucho se habla de plan de acción, objetivos y metas. Sin embargo, un componente al cual debemos de prestar una importancia bastante considerable dentro de ese engranaje es lo que sencillamente se conoce como presupuesto.

 ¿Qué sabemos del presupuesto?

En línea generales, se puede decir que un presupuesto es el conjunto de los gastos e ingresos, los cuales se tienen previstos para un determinado período de tiempo. Por otro lado, la naturaleza, ya sea personal, familiar, de negocio, empresa, oficina o gobierno.
El elaborar un presupuesto permite a las empresas, a los entes gubernamentales, las organizaciones privadas y los hogares establecer prioridades y al mismo ajustar las acciones para la consecución de sus objetivos económicos.

De lo sencillo a lo macro

Primero se tiene que aprender a gatear para poder caminar y luego correr y quizás hasta “volar”. Es por ello que acá te dejamos algunas recomendaciones para que empieces a pulir y a especializarte en un presupuesto personal para que luego saltes a las grandes ligas. Cómo todo en el mundo de los negocios del emprendimiento y negocios vas a requerir practica y disciplina.

No se puede controlar lo que no se mide

Tan sencillo como éste enunciado. Debemos tener claro cuál es el uso exacto que le damos a nuestro dinero. Por lo que te recomendamos que recuras a un lápiz, papel o agenda para que lleves un registro de todos los gastos que hagas, por más insignificantes o pequeños que sean. Aunque no lo creas, muchas veces, esos pequeños gastos son esos que de a poco abren un hueco en tus finanzas. Así que contrólalos para que ellos no te controlen a ti.

No limitativos

Si piensas que os presupuestos sin exclusivamente para las personas que generan grandes cantidades de dinero, te equivocas, cualquier ingreso por modesto que sea, mejora su flujo si es controlado. Ya que actuar bajo un esquema controlado de flujo de caja, te da la capacidad de ver y saber dónde están tus gastos e ingresos más claramente. Lo que te da el mejor panorama para fortalecer el área que lo requiera. Saber cuánto dinero tienes te da la posibilidad de establecer prioridades para poder distribuirlo de manera equilibrada

Detallar todo es la clave

Identifica tus gastos fijos y variables. Para aclarar un poco el panorama los gastos fijos son aquellos que cubres de manera periódica y es decir de manera semanal, quincenal, mensual, bimestral, semestral o anual, como una especie de cuota. Por otro lado, los variables son aquellos que no son estáticos y que se presentan en distintas ocasiones. Su maleabilidad también se puede percibir en las cantidades.

Planifica, ejecuta y revisa

Tomando en cuenta estas tres acciones te auguramos éxito en tus jornadas. El primero pone las bases, el segundo las sigue y el último constituye en verificar la viabilidad y la adaptabilidad del mismo a la realidad.

Reconoce tu capacidad financiera. Gasta menos de lo que ganas.

El único presupuesto bueno, es el presupuesto equilibrado”
-Adam Smith

 

Periodista transitando el hermoso camino del emprendimiento y el desarrollo personal.
Creo en la libertad y amo ayudar a construirla #PorquePuedo

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe nuestras mejores publicaciones en tu correo electrónico

You have Successfully Subscribed!