Maneras de vencer el auto sabotaje por negativismo

Maneras de vencer el auto sabotaje por negativismo

Maneras de vencer el auto sabotaje por negativismo

En post anteriores he tocado el tema de la negatividad y la manera tan cruel y oscura en la que opera en nuestro subconsciente, frenándonos por completo en muchas ocasiones cuando nuestro baluarte es mantenernos positivos ante cualquier situación y nos encontramos dudando de nuestras propias capacidades.

El negativismo es como una enfermedad que si dejamos avanzar, puede alterar de manera grave nuestra psiquis, afectando nuestra conducta y hasta nuestras vidas. Esta se transmite y se contagia a distintos niveles y se permea al resto de nuestras vidas como una idea nociva que limita nuestras capacidades.

La negatividad cumple una labor muy importante en nuestra vida ya que de cierta manera nos aterriza respecto a la realidad de las cosas.  Cuando recibimos un golpe en la vida, esto nos hace reflexionar y nos ayuda a mejorar.  Eso está bien, y la negatividad ha cumplido su función. Sin embargo si continuamos en la misma tónica, esto puede terminar en depresión, amargura, y finalmente en enfermedades físicas.  Esto sin contar con el descontento que genera en quienes nos rodean. Además, alguien negativo no ve las cosas con claridad, y por eso sus decisiones no son acertadas.

La negatividad y el autosabotaje

Es una situación paradójica porque el propio emprendedor que tanto desea el éxito, se llena de temor cuando lo tiene a tiro. Es una fuerza sutil que lo impulsa a llenar de piedras la ruta al suceso y que parece empujarlo de poco de regreso a la pobreza financiera.

Sin embargo, no es una lucha imposible de ganar. El primer paso para poder combatir la negatividad es reconocer las formas en que nos auto saboteamos y crear maneras para erradicarlas.

  • La programación negativa

El emprendedor actúa en base a lo aprendido durante la niñez; donde lo más común es que nos enseñen a vivir con temor y en especial, el miedo a ser incapaces de tomar en nuestras manos las riendas de nuestra vida.

Para contrarrestarla: reflexionar y tratar de romper las trabas creadas durante la niñez y tomar conciencia que se ha crecido viviendo en una gran mentira. Hay que tratar de identificar cuáles son esas ideas o pensamientos que minan el tu éxito y realizar un reseteo mental.

  • La procrastinación

En el terreno psicológico, la procrastinación es conocida como la “parálisis del análisis”. Esta situación de inamovilidad ocurre cuando el emprendedor se enfrenta a una tarea que parece muy complicada, o que requiere demasiado esfuerzo de su parte.

Para contrarrestarla: la más utilizada (y la que ofrece resultados tangibles) es dividir esa tarea complicada en partes pequeñísimas, hasta que todo parezca un cúmulo de acciones fáciles de realizar.

  • La burbuja

En el común de los casos, el emprendedor teme la crítica. Por ello, buscan colaboradores que no se opongan a sus ideas, es decir, los típicos “sí señor”. El problemas es que los “sí señor” no permiten al emprendedor continuar creciendo, por el contrario, lo mantienen en un estado de confort altamente nocivo.

Para contrarrestarla: hay que abrirse al mundo; buscar colaboradores que no les importe tu aprobación. También es recomendable integrarse a otros grupos y conocer gente que no teman decirte tus verdades en tu cara.

  • Jugar a lo seguro

Cuando el emprendedor adquiere las costumbres de un empleado es en extremo peligroso. Jugar a lo seguro puede parecer razonable en el corto plazo, sin embargo, a largo plazo, es contraproducente en los resultados del negocio, ya que existirán otros emprendedores que sí tomen los riesgos que el emprendedor timorato no ha querido hacer suyos.

Para contrarrestarla: Comenzar con pequeños riesgos calculados. No vivas una vida apática, encerrado entre lo que te dicen tu asesor bancario y tu contador. Desata tus sueños y vive el éxito plenamente.

Otras formas de erradicar la negatividad

1) Meditar

El meditar nos permite conectarnos con nuestra esencia y nuestra verdad interna y mientras más la practiquemos, más fácil se nos hace el poder volver a ese punto en el día a día y en cualquier situación.

2) Ser conscientes de la conversación

El estar atento a lo que la otra persona nos dice, y no estar pensando automáticamente en qué le responderemos a nuestro interlocutor, nos permite el poder reemplazar la idea negativa por una positiva, y nos permite elegir las emociones que queremos sentir mientras interactuamos con la persona, equilibrando nuestra vibración y no cayendo en la energía de la negatividad y reducir el estrés.

3) Tener confianza en uno mismo

Si logramos enfocarnos en nuestros logros más que en nuestros fracasos y obtener un nivel de confianza en nuestras capacidades podremos tener una mejor respuesta ante la carga negativa de nuestros alrededores.

4) Crear un ritual de inicio

El lugar donde se instalan los memes o ideas es en el subconsciente, y un ritual es la mejor forma de hablarle directamente a esta parte de nosotros. Por eso usar un ritual de inicio en algo que creemos completamente importante nos permite comenzar los procesos de forma más transparente y positiva en nuestra mente.

Emprendedora y Periodista en constante aprendizaje y crecimiento.
Me encanta hablar de emprendimiento y éxito, ¿por qué? #PorquePuedo

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe nuestras mejores publicaciones en tu correo electrónico

You have Successfully Subscribed!