Esclareciendo la autoestima (Parte I)

Esclareciendo la autoestima (Parte I)

Esclareciendo la autoestima (Parte I)

Nada mejor que una persona que tenga un buen grado de autoestima. Ese tipo de persona que tiene pleno conocimiento de sus habilidades, destrezas, acepta a sí misma y no depende de comentarios de terceros para sentirse pleno y parte de un grupo de la sociedad.

Sin embargo, aunque constantemente hablamos de ella, no sabemos realmente a qué nos referimos cuando nombramos la palabra “autoestima”. Muchos van señalando a sus semejantes, acusándolos de poseer autoestima baja o alta, sin saber con exactitud el significado de sus palabras.

La autoestima no es más que la valoración, en la mayoría de los casos positiva, de uno mismo. Se trata de la opinión emocional que los individuos tienen de sí mismos y que supera en sus causas la racionalización y la lógica.

En otras palabras, la autoestima es un sentimiento valorativo de nuestro conjunto de rasgos corporales, mentales y espirituales que forman la personalidad. Dicho sentimiento puede cambiar con el tiempo: a partir de los cinco o seis años de edad, un niño comienza a formar el concepto sobre cómo es visto por el resto de la gente.

Los problemas de autoestima están a la orden del día. Muchas veces hablamos de tener la autoestima baja, de la necesidad de subir esa autoestima que, en realidad, significa querernos un poco más a nosotras mismas.

Tipos de autoestima

– Autoestima alta

También llamada autoestima positiva, es el nivel deseable para que una persona logre sentirse satisfecha en la vida, sea consciente de su valía y de sus capacidades y pueda enfrentarse a los inconvenientes de forma resolutiva.

– Autoestima media

Esta autoestima media o relativa supone cierta inestabilidad en la percepción de una misma. Si bien en algunos momentos la persona con autoestima media se siente capaz y valiosa, esa percepción puede cambiar al lado opuesto, a sentirse totalmente inútil debido a factores variados, pero especialmente a la opinión de los demás.

– Autoestima baja

Ineptitud, incapacidad, inseguridad y fracaso son los términos que acompañan a una persona con autoestima baja. Se trata de un estado de autoestima que debemos evitar en nuestro camino hacia la felicidad.

En todo caso, lo ideal es que se trabaje en pro de una autoestima alta y para ello existen varias técnicas que las compartiré a lo largo de los post. Hay que tener muy claro que la autoestima se puede mejorar, aumentar y que no solo se puede, sino que además se debe.

Entusiasta emprendedor, socio fundador de Plan Emprendedor y blogger activo viviendo cada día el reto de superarme a mi mismo.

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe nuestras mejores publicaciones en tu correo electrónico

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This