Errores comunes de los emprendedores y qué hacer para ser exitoso

Errores comunes de los emprendedores y qué hacer para ser exitoso

Dicen que hay tres tipos de personas en el mundo: aquellos que ven lo que pasó, aquellos que se preguntaron qué paso y aquellos que lo provocaron.

Los emprendedores caen en la última categoría, ya que éstos no se sientan en la calle y piden por un mundo mejor, más bien salen y lo crean. No esperan a que las cosas sean diferentes, ellos son la diferencia.

Emprender es un tanto complicado, y requiere mucho esfuerzo y dedicación, sin embargo, hay que tener mucha mesura. Hay errores frecuentes del emprendedor que todos hemos cometido en algún momento. Entender desde la concepción del proyecto lo que se debe hacer y cuándo, es lo que a menudo resulta más difícil.  Mas, de ello depende el éxito del proyecto y por lo tanto, no se puede comenzar con mal pie.

Un emprendedor es aquella persona que

Aquellos que deciden emprender, entienden que ciertas situaciones son un “ensayo y error”. El camino de un emprendedor es un constante aprendizaje y es normal que se cometan errores a lo largo

Evita cometer estos errores

  1. Vender lo que el emprendedor quiere

La cuestión está en averiguar lo que la gente quiere, no dejarse guiar por los gustos propios. Hay que invertir para conocer las necesidades de  los clientes potenciales.

  1. Plan de negocios no escrito

Cuando una compañía tiene problemas financieros se necesita más que nunca ese plan escrito para así atraer a los inversionistas.  Un plan escrito ayuda a ver más allá y a no perder el foco.

  1. No conocer sus fortalezas

Antes de diversificar los productos o servicios, debemos conocer los puntos fuertes (lo que sale mejor, más barato y en menor tiempo) para concentrarnos en ellos y si es necesario reenfocar el negocio, sin estresarse  tanto en las cosas que más  cuestan, ya que por ellas cobra más.

  1. No saber, y no preguntar

No atreverse a preguntar, por temor a que los clientes o la competencia piensen que somos incompetentes es un error.  Aprender a pedir ayuda  para que el negocio prosperare es todo un desafío, una  inseguridad que hay que superar.

  1. No formarse antes de comenzar

No importa los medios, es necesario formarse para dirigir la empresa. Hoy en día no podemos poner como excusa la falta de información o la dificultad para acceder a ella. De lo contrario, no estarías leyendo estas líneas en este mismo instante.

  1. No vivir dentro de sus medios

Muchas veces  no se tiene una real dimensión de los ingresos y gastos. Al comienzo se gasta más de la cuenta, muchas veces por no hacer un proceso serio de cálculo. La falta de un presupuesto realista mantiene  a las empresas estancadas por largo tiempo.

  1. Ignorar que lo que manda es el efectivo

Tener efectivo suficiente para pagar las cuentas es el desafío de cualquier compañía nueva.  Hacerse préstamos de amigos y familiares, hasta que la compañía califique para grandes préstamos empresariales, es necesario para que el barco se mantenga a flote y llegue a buen puerto si es que no se dispone de liquidez inmediata.

  1. No tener un plan de marketing

Un plan de marketing debe incluir el tamaño del mercado, la participación que se espera alcanzar, información sobre la competencia, un presupuesto y cronograma para la campaña. Todos los dueños/gerentes de los negocios creen que tienen el mejor producto o servicio y que todo el mundo se dará cuenta de ello, pero con un negocio nuevo uno mismo debe promocionarse.

  1. No asignar presupuesto para el marketing

Cualquier cantidad de marketing ayuda. Promocionarse por el canal correcto es necesario para dar a conocer la empresa. No hay que escatimar recursos para ello.

  1. No delegar

Delegar funciones muchas veces representa  la diferencia entre crecer y quedarse estancado. Entrenar y contratar empleados hace que el jefe pueda ir a descansar. Este es un error muy frecuente en el emprendedor. Debe administrar sus fuerzas.

Lo que sí debes hacer

  1. Fallar voluntariamente y reflexionar.

Una línea de Samuel Becket va así: “¿Alguna vez intentaste? ¿Alguna vez ha fallado? No importa. Inténtalo de nuevo. Falla de nuevo. Fracasa mejor.”  La parte sobre intentarlo de nuevo no es nada fácil.

Otra cosa importante es tomarse el tiempo para reflexionar sobre lo que salió mal. En el libro “The Call of Solitude” de Ester Schaler Buchholz dice que “los otros nos inspiran, la información nos alimenta, la práctica mejora nuestra actuación, pero necesitamos momentos de silencio para darnos cuenta de la cosas.”

Sólo aprenderás si fallas una y otra vez. Cuando hagas esto, serás capaz de crecer a pesar de los retrasos naturales de la vida.

  1. Acepta y confronta tus miedos

De acuerdo al autor Brendon Burchard, el miedo puede ser categorizado en tres maneras, todas relacionadas con el dolor.

La primera es dolor de la pérdida. La cual pasa cuando tienes miedo de seguir adelante porque no quieres perder algo valioso.

La segunda es procesar el dolor. Esto inevitablemente pasa cada vez que intentas algo nuevo. Debes pasar por el proceso de aprender a lidiar con ello.

La última es el dolor de los resultados. Esto quiere decir que no obtuviste los resultados que querías.

Burchard insiste que la gente necesita aplastar sus miedos. Justo como un ejército invade a su enemigo de cada lado, una persona debería hacer lo mismo con el miedo, atacándolo desde todas partes como en una guerra.

  1. Practica la autodisciplina

Esta es la habilidad para retrasar la gratificación y la para trabajar duro ahora para disfrutar de los beneficios después.

Nadie ve los años de duro trabajo que le pones a una tarea. Sólo ven el resultado. Si quieres recibir los beneficios del mañana, debes trabajar el día de hoy.

  1. Duerme un poco

Cuando descansas lo suficiente, te sientes con más energía, cargado y listo para hacer frente a cualquier problema que el emprendedurismo te arroje.

  1. Da a los otros

Durante siglos, la gente se ha enfocado en los conductores individuales del éxito: pasión, trabajo duro y voluntad. Pero las cosas han cambiado. El éxito es dependiente de acuerdo a como interactuamos con los otros y lo mucho que les damos. De acuerdo a una investigación, la gente más exitosa es la que da consistentemente.

Emprendedora y Periodista en constante aprendizaje y crecimiento.
Me encanta hablar de emprendimiento y éxito, ¿por qué? #PorquePuedo

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe nuestras mejores publicaciones en tu correo electrónico

You have Successfully Subscribed!