Emprendimiento exitoso de moda: Ralph Lauren

Emprendimiento exitoso de moda: Ralph Lauren

Emprendimiento exitoso de moda: Ralph Lauren

Cuando hablamos de marcas prestigiosas en el mundo de la moda, puede que se nos vengan varios nombres de gran relevancia a la mente. Muchos piensan que los grandes diseñadores de renombre han llegado a la cima de las pasarelas de la noche a la mañana y que el camino recorrido entre telas y agujas fue fácil.

Lo cierto es que, detrás de cada cara exitosa, hay una historia de constancia y perseverancia para contar, que nos demuestra que no importa de dónde vengas, puedes cumplir aquello que sueñas y que te propones a lograr.

Para que alguien logre a la cima de cumplir sus sueños y metas planteadas, es requerimiento máximo la decisión firme de salir de la zona de confort. Si nos ponemos a revisar la historia de cada una de las personas más exitosas a nivel mundial, podremos encontrar un común denominador presente en sus vidas: tomaron la iniciativa y decidieron emprender, aunque eso significase ir contra la corriente y lo tradicional de la sociedad.

Algunas veces nos cuesta creer que podemos ser capaces de lograr grandes cosas, y que emprender un negocio que se vuelva rentable es solo para personas adineradas que siempre están rodeadas de situaciones ideales para emprender. Sin embargo no es así, muchos de los emprendedores más exitosos de la actualidad comenzaron con nada más que una idea y muchos ánimos de llevarla a cabo para obtener los beneficios con los cuales siempre habían soñado.

Es por ello que en esta ocasión, vamos a hablar un poco sobre la magnífica historia del gran diseñador Ralph Lauren, quien creo desde cero una de las marcas más reconocidas a nivel mundial.

Los inicios de Ralph Lauren: creer en su idea

Desde que Ralph era muy joven tenía un objetivo muy claro, quería ser alguien importante y millonario. Ralph Rueben Lifshitz nació en Nueva York en 1939, perteneció a una familia humilde de rusos y era el más pequeño de tres hermanos. Desde que inició su trayectoria tenía la convicción de ser reconocido, de ahí que decidiera hacer el cambio de su apellido, por uno que fuera más fácil de pronunciar y que a la vez se escuchara elegante.

Cuando inició su carrera en economía en el City College (Manhattan) fue llamado a formar filas en el ejército de su país. Además, estuvo trabajando como vendedor de guantes y para un fabricante de corbatas y fue este trabajo la parte más importante para convertirse en lo que ahora es, pues esto fue lo que lo inspiró para tener las bases necesarias para hacer críticas de algunos diseños y a crear sus propias ideas.

Con esta idea en la mente y la fuerza para llevarla a cabo  instaló en 1967 su primera tienda de corbatas en la cual tuvo éxito instantáneo. Lauren diseñó corbatas hechas a manos y de corte ancho, usando materiales innovadores, llamativos y opulentos. Las corbatas se convierten rápidamente en un artículo de prestigio entre la ropa para hombres.

Es entonces cómo Ralph Lauren fue capaz de ir a la vanguardia y revolucionar la moda para hombres en Estados Unidos gracias a su ingenio en combinar el estilo clásico de los norteamericanos con la elegancia, el corte y la sensibilidad de la moda europea. De tal modo, Lauren establece a Polo como una compañía líder en ropa para caballeros, dedicada a proporcionar un estilo propio, elegante y vanguardista.

-Las mujeres también visten bien

Fue en pleno apogeo cuando decidió introducir su línea para mujeres: “Mi esposa tiene un estilo espectacular, ella iba a las tiendas para hombres a comprar camisas y chaquetas de montar y todo el mundo siempre quería saber dónde conseguíamos esa ropa. Su forma de vestir me recuerda a Katharine Hepburn cuando era joven, deportista y no a la moda, el tipo de chica rebelde a caballo con el pelo ondeando al viento que atraía las miradas de las personas. Yo diseñé para ellas”, contó Lauren.

Con el lanzamiento de esta línea para mujeres, nace también el emblema del jugador de polo.

Desde entonces, la expansión conocida por la empresa que además de moda vente estilos de vida -en complementos y productos de todo tipo, desde decoración hasta accesorios para mascotas–, no ha encontrado límite: “Siempre he creído en un estilo clásico, atemporal, que conjugue elegancia y un espíritu libre. Lo que realmente me interesa es el estilo de vida que hay detrás de la persona que lleva las prendas”.

El desarrollo de Lauren: valor de la marca

Crear buenos diseños no es lo único que condujo al éxito a Ralph Lauren. La marca Polo no solo es una compañía que vende ropa y accesorios, sino que les ofrece a sus consumidores la posibilidad de adquirir con dicha marca un estilo de vida. “No creo ropa, diseño sueños” afirma el mismo Ralph Lauren.

Es uno de los pioneros  en este concepto, pues cuando tienes una marca debes buscar la forma de hacerla única, debes encontrar algo que la identifique y que la haga resaltar ante la competencia, y esto lo entendió perfectamente este personaje.

Lo que puedes aprender de este emprendedor es que nunca se detuvo, inició con una idea que para muchos pudo ser tonta, eso implicó trabajar para otras marcas y realizar una planeación cuidadosa para llevarla a cabo. Cuando comenzó a tener éxito no se quedó ahí y fue por más.

Actualmente, Ralph Lauren se encuentra entre las 50 empresas más admiradas del mundo, su sede principal se encuentra en Nueva York, se ha diversificado tanto que diseña y distribuye ropa, accesorios, zapatos, artículos para decoración del hogar y más, a través de más de 20 marcas.

Fuente: Revista Vogue

Emprendedora y Periodista en constante aprendizaje y crecimiento.
Me encanta hablar de emprendimiento y éxito, ¿por qué? #PorquePuedo

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe nuestras mejores publicaciones en tu correo electrónico

You have Successfully Subscribed!