Cuando cambiar de trabajo se convierte en una necesidad

Cuando cambiar de trabajo se convierte en una necesidad

Cuando cambiar de trabajo se convierte en una necesidad

Muchas empresas en el mundo se enfrentan a una realidad cada vez más alarmante para la captación de talentos: Lograr mantenerlos durante el tiempo.

La fuerza laboral en pocos años será conformada en su mayoría por los denominados millennials a quienes no les temblará el pulso en dejar cualquier proyecto si este no cumple con sus expectativas de crecimiento.

Es que ya no es suficiente ofrecer grandes sueldos y fabulosos beneficios, los líderes de las empresas requieren cambiar su mentalidad si quieren que su organización perdure en el tiempo.

He aquí algunas de las causa que hace una necesidad cambiar de trabajo.

4 Razones que hacen que cambiar de trabajo sea una necesidad

Dificultad para avanzar

El hábito no hace al monje, y por muy bueno que sea una persona o por el tiempo que esté en un puesto de trabajo, si se complica las tareas que debe hacer diariamente esta persona se enfrentará a un deseo de insatisfacción profesional.

En ese sentido y aunque trate de organizar el trabajo de modo que logre cumplir las metas, al final esta persona se dará cuenta que solo cumple un horario, y por consiguiente no hay ningún reto que lo empuje a ser mejor.

Esto y aunado a un pésimo jefe que solo se siente en su escritorio a dictar órdenes, este talento se marchitará y al poco tiempo dejará su lugar de trabajo en búsqueda de nuevos horizontes y retos.

Eres infeliz

Cuando un talento no tiene motivación para realizar su trabajo, rápidamente se sentirá triste por el simple hecho de que no encuentra las formas para seguir adelante, entonces eres infeliz en tu trabajo.

La sensación de infelicidad puede llevar a cualquier trabajador a perder el interés para realizar sus tareas, las primeras señales de esto son no cumplir con las cosas, y perder el tiempo en otras cosas.

La jornada se vuelve tortuosa y las horas pasan sin que rinda resultados tu labor.

Tener que justificar tu trabajo diario

Hay jefes que por lo general rayan en el estrés de solicitar a su equipo incontables informes diarios, semanales y mensuales para justificar cada movimiento que haces diariamente.

Esto lógicamente crea una gran desconfianza entre tu superior y tú que es muy difícil de cambiar ya que tu jefe hará lo posible porque la pases muy mal al punto de que te obligue a renunciar.

No .todos son así, pero la gran mayoría son déspotas y tratan siempre de coaccionar sobre sus empleados para que estos se sientan lo menos cómodo posible para obligarlos a irse.

Si tus acciones son llevar por el camino del profesionalismo el trato con tu superior pero este a cambio se empeña en hacer menos fácil tu trabajo, es hora de que consideres retirarte de esa empresa.

Limitado como profesional

Cuando una empresa no ofrece oportunidades de crecimiento para sus empleado, logrará una desmotivación muy grande en él. Esto por lo general sucede en gran medida en las pequeñas empresas.

En estas organizaciones el trato dueño con empleado suele ser más directo por lo que este de forma dedocrática impone a los jefes que le parezca dejándolos en ese puesto durante mucho tiempo.

Mientras el resto del personal se ve obligado a estar solo en un mismo puesto hasta que este se canse y decida irse a otro lugar donde el crecimiento profesional esté a su alcance.

Soy un productor audiovisual, fotógrafo, cineasta y actor de teatro enamorado del Social Media. Me desenvuelvo entre las tablas y el mundo 2.0. Sígueme en Twitter @VelasquezLuis54

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe nuestras mejores publicaciones en tu correo electrónico

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This