Clave de éxito: Intuición

Clave de éxito: Intuición

Clave de éxito: Intuición

Es muy habitual en el mundo de los negocios, escuchar frases como: “Tengo la intuición de que puede ser un buen negocio”. “Algo me dice que este cliente no va a funcionar y no merece la pena invertir dinero en él” o “fulano tiene muy buen olfato para los negocios”. También son numerosos los ejemplos de empresas que llegan a tener tal éxito, por la intuición de sus fundadores o accionistas.

La intuición no es más que la facultad para comprender las cosas al instante, sin la necesidad de un racionamiento muy elaborado. Es la habilidad para conocer, comprender o percibir algo de manera clara e inmediata, sin la intervención de la razón.

Existen estudios que asocian la intuición, el emprendimiento y liderazgo, como uno realizado hace algunos años ya por el Centro de Neuropsicología de la Universidad de Swinburne.

Dichos estudios dictan que, la intuición, se trata de una habilidad la cual nos permite ver un negocio de forma anticipada o prevenirnos de un error que pueda tener un alto costo para nosotros. Es esa voz interior que está conectada a nuestro subconsciente.

La intuición nos puede ser útil para tomar una decisión cuyo alcance va más allá de la información que tenemos disponible o bien si nos encontramos en una situación de incertidumbre, siendo necesaria alguna forma de actuación con mayor o menor rapidez.

¿Cómo reconocer una intuición?

La intuición puede parecer una corazonada, un presentimiento, una idea o un pensamiento que irrumpe de manera súbita en nuestra mente. La mayoría del tiempo es algo que llega de la nada y ¡puff! Desaparece. Se manifiesta como una idea repentina a la que, generalmente, no prestamos mucha atención; a la cual por su fugacidad tendemos a obviar.

Cuando se trate de un pensamiento que surge de forma espontánea, justo en el momento en que nuestra mente está ocupada, estaremos teniendo un momento de intuición.

Imagina que estás a punto de cerrar una gran venta pero algo en tu interior te dice que no es una buena idea. Hay mucho dinero de por medio y tu razón te dice que es una excelente oportunidad pero, algo en tu cabeza vino de repente a advertirte que no sería una opción viable.

Claro está que cuanta más experiencia obtengas a lo largo del camino, mayor será tu grado de intuición. Es muy importante que de vez en cuando escuches esa voz interior que te advierte de ciertas cosas…pueda que sea tu mejor arma para cerrar buenos tratos o conseguir los mejores clientes.

“Ten el coraje de seguir tu corazón y tu intuición. De algún modo ellos ya saben lo que realmente quieres ser”, Steve Jobs.

Emprendedora y Periodista en constante aprendizaje y crecimiento.
Me encanta hablar de emprendimiento y éxito, ¿por qué? #PorquePuedo

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe nuestras mejores publicaciones en tu correo electrónico

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This