3 íes que hicieron que renunciara a mi trabajo de oficina

3 íes que hicieron que renunciara a mi trabajo de oficina

3 íes que hicieron que renunciara a mi trabajo de oficina

¿Alguna vez te has preguntado por qué una persona puede durar tanto tiempo en una empresa bajo un mismo puesto de trabajo durante tanto tiempo?

Yo me hecho esa misma pregunta siempre, incluso aún me la sigo haciendo luego de que en definitiva rompiera toda relación laboral con empresa existente.

Mi decisiones de renunciar siempre estuvieron fundamentadas en las tre íes:

  1. Insatisfecho
  2. Inconforme
  3. Infeliz

Yo no estoy en contra de las personas que dedican una vida a una empresa, al contrario, comprendo las razones por la cual se quedan ahí décadas. Sin embargo yo siempre he seguido un ideal que se fundamenta en lo anteriormente comentado.

Las 3 íes que me hicieron renunciar a mi trabajo de oficina

“mi jefe no me escucha” “solo cumplo órdenes” “voy solo por cumplir horario y la paga” y así, este es el tipo de comentarios de la mayoría de las personas que padecen la tres íes en su trabajo.

No, no eres el único y tampoco estás en un error, esta tendencia tuya se debe a que dentro de ti hay un espíritu nómada, ese que se necesita para ser un excelente emprendedor. Es por esa razón que suele renunciar con periodicidad a tus empleos

Tu necesidad va más allá de un simple sueldo, por esta razón es tan difícil motivar y retener a los millennials en las empresas ya que prefieren seguir sus ideales que la de otros que carecen de sentido.

Insatisfecho

Es la primera que no colma cuando sentimos, cuando sentimos que nuestro empleo no nos complace empezamos a cambiar respecto a él y nos preguntamos ¿ por qué estoy aquí?

La sensación de insatisfacción se origina cuando lo que hacemos dentro de una empresa no nos complace del todo, y a pesar de que buscamos manera de aportar ideas, no contamos con un jefe apto para poder canalizarlas.

Aquí, obviamente tu superior tiene mucho que ver, ya que él influye de manera directa esta sensación al limitarte a un rincón, a un escritorio a solo cumplir órdenes.

Inconforme

Nuestra retórica insatisfecha nos hace irnos desde luego al lado de la inconformidad, ya que no basta con un sueldo y beneficios.

Un empleo de ocho horas diarias o más nos hace perder la autoestima de manera rápida, por lo que recurrimos a ciertas actividades fuera de horarios para mantenernos activos como hacer deportes o cursos para actualizar nuestros conocimientos.

Pero lo cierto es que nuestro ritmo diario nos desplaza al umbral de la monotonía y al poco tiempo nuestro espíritu es eclipsado por el diarismo propio de nuestro empleo.

La inconformidad aquí se une con la insatisfacción y el resultado en caso extremos puede originar depresión, estrés, ansiedad e incluso falta de ganas de ir a trabajar por lo que las faltas a tu puesto se hacen más recurrente porque simplemente no tiene motivación para seguir.

Infeliz

La última de esta cadena de eslabones negativos en el trabajo es la infelicidad, nos volvemos infelices en nuestros puestos de trabajo porque la motivación es inexistente y no hay nada que te empuje a realizar tus tareas diarias.

Sentirse infeliz en un puesto de trabajo es originado por la falta de atención por parte de tus superiores que siguen el erróneo ideal de que porque te pagan un sueldo tú debes hacer el trabajo.

Pero la realidad es que a pesar de esto, el mundo y las tendencias laborales han cambiado y muchas empresas se enfrentan a una eventual desertización laboral porque no cuentan con programas o herramientas que permitan a sus talento desarrollarse dentro de la empresa.

La falta de retos, la imposibilidad de avanzar o ser ascendido. Las oportunidades de aportar nuevas ideas y ejecutar nuevos proyectos son tan solo algunos pocos elementos que influyen en la infelicidad de un trabajador.

Soy un productor audiovisual, fotógrafo, cineasta y actor de teatro enamorado del Social Media. Me desenvuelvo entre las tablas y el mundo 2.0. Sígueme en Twitter @VelasquezLuis54

Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe nuestras mejores publicaciones en tu correo electrónico

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Shares
Share This